Unlock!: A veces menos, es mucho más (incluso cuando queremos escapar de algún lado)

A estas alturas, decir que Space Cowboys es un estudio que respeto enormemente no es nada de extrañar. Tienen mi reconocimiento más absoluto al haber creado el que es (hasta la fecha) uno de mis juegos de mesa favorito: T.I.M.E Stories, con todos sus pros y sus contras (que de las dos cosas tiene bastantes). Bajo mi punto de vista, ha sabido llevar la parte narrativa e inmersiva de los juegos de tablero a un nivel diferente al que estábamos acostumbrados (que ya es bastante decir).

Pues bien, ahora nos traen este Unlock!, un juego que se compone íntegramente de cartas (y APP) y con una mecánica que deja un regusto en boca (como dirían los cocineros) a su aclamado T.I.M.E Stories. He de confesar que en un primer momento, sentí recelo de comprarlo. Uno de los contras más grandes del T.I.M.E es su nula rejugabilidad y claro….. pasar por caja para jugar 3 partidas pues ya duele. Pero luego hice un taller de trabajo en equipo, comunicación eficaz, liderazgo y cooperación en Innevapharma con T.I.M.E Stories y también terminé la partida a medias de la Profecía de los Dragones (con los amigos), y cualquiera espera a enfriarse para nos gastarse “los dineros“.

Y lo cierto, es que no me arrepiento en absoluto. En primer lugar, porque lo pone bien claro en la caja:

“Un juego de cartas cooperativo inspirado en un Escape Room”

Esto no es un Escape Room. Es un juego de cartas que se inspira en un Escape Room y que (por lo menos a mí), me deja las mismas sensaciones que uno. Y para qué sirven los juegos al final, si no es para dejar sensaciones en los usuarios que les hagan recordar una partida….

La premisa es idéntica a un evento de este tipo: Escapar de un lugar complicado (porque si no, no querríamos escapar), resolviendo puzzles y acertijos. Todo ello aderezado con una capa narrativa (zombis, virus mortales, cárceles, mansiones encantadas….), que faciliten a los usuarios profundizar en la experiencia.

Existen actualmente dos versiones en juego de tablero basadas en las experiencias de los Escape Room. No creo que tenga que profundizar en ellas ni repasarlas, cuando existe un maravilloso post en el blog de Jugando en Pareja donde podéis leerlo con tranquilidad y detenimiento.

Lo que sí creo conveniente para analizar este Unlock! es profundizar en un tema importante: La estética y los componentes (elementos de juego).

Y es uno de los casos más claros que estoy observando últimamente (véase también el Valle de los Mercaderes) donde en apariencia menos, es increíblemente más. Y es que este juego no necesita más elementos que 3 barajas de 60 cartas (1 por aventura) + 1 mini mazo de 10 cartas en modo Tutorial Ingame. Y claro, una App de la que hablaremos también.

Cuando uno tiene la expectativa de enfrentarse a una experiencia de este tipo, espera encontrarse con un despliegue en el salón de su casa (o de su oficina, o de su aula o de donde sea) que recree en mayor o menor medida este tipo de eventos. Cofres, bolsas, marcadores, troqueles, sobres, cajas cerradas, disfraces…. todos estos elementos pueden estar disponibles para conseguir que los jugadores se metan dentro del juego.

Pero en Unlock!, menos es mucho más. No hay cofres, no hay marcadores, ni sobres cerrados, ni cajas secretas, ni nada de nada. Hay 60 cartas y una APP que sirve (resumiéndolo mucho) a modo de guía (pistas cuando lo necesitamos), para ambientar un poco (música) y sobre todo, para ir introduciendo códigos a la hora de resolver puzzles.

  1. ¿Y con esto, consigue divertir realmente o se queda en poco? Pues divierte mucho, mucho, mucho.
  2. ¿Y también consigue que los jugadores se enfrenten a un reto lo suficientemente complicado como para querer más? El Unlock! controla la curva de Flow como nadie.
  3. ¿Además, es lo suficientemente ágil para sentarse y jugar, facilitando el onboarding de los usuarios? El tutorial lo lleva incorporado en su sistema de cartas, con un mini mazo de 10 cartas para aprender a dar los primeros pasos por sus mecánicas.
  4. ¿Y lo puedo llevar a otras áreas? En mi opinión es perfecto en muchos aspectos para gestión de equipos, trabajo en equipo, pensamiento creativo, analítica, liderazgo….

Pero entonces, ¿como funciona esto únicamente con cartas?. Pues bien sencillo, los creadores del Unlock! han metido varios tipos de cartas diferentes:

Objetos, máquinas, puzzles, penalizadores, de localización…..

Los objetos son de varios tipos, y la gracia es que las cartas de este tipo se pueden “machihembrar”, realizando sumatorios de ambas y buscando la carta siguiente. Imaginemos que tengo una llave y un cajón. Si los puedo combinar (en la zona superior existen tipos de colores con piececitas con forma de puzzles que así lo indican), y uno marca valor 5 y la otra valor 7: Las sumamos, buscamos otra con valor 12 y….. anda! aparece un cajón abierto que nos dice que descartemos las cartas 5 y 7. ¿Sencillo? Simplísimo . ¿Intuitivo? Bastante. ¿Divertido? Adictivo. ¡Ah!, y también existen objetos ocultos, que están pero no se ven. O si se ven, pero si prestas atención. O yo que sé. Ya lo vereis cuando juguéis (ojo para trabajar la capacidad analítica y la concentración en los detalles).

Las máquinas necesitan de ciertas informaciones, que debemos averiguar, para funcionar. Que nos darán unos números que tendremos que sumar a otros números de unos objetivos y que nos llevarán a nuevas cartas. Mucho más sencillo de explicar que de resolver, os lo prometo.

Los puzzles, son los que más relacionados están con la APP. Hay que averiguar un código, que hay que introducir en la aplicación para que nos dé indicaciones de cómo seguir. Estas cartas están representadas por un candadito amarillo.

Muchas veces, los jugadores nos venimos arriba, y decimos…”¿Cómo?, si esto es muy fácil”. Y decidimos sumar dos números y resulta que vemos la carta y vamos valientes a levantarla cuando…. “mec“: un penalizador. Y no digo mucho más…. cuando juguéis ya veréis que no es tán sencillo como parece.

Y las localizaciones no hacen más que contextualizar el juego. Una carta: Una localización que indica lugares que hacen referencia a otras cartas, que hay que levantar para acercarse un poco más (mecánica sacada del T.I.M.E Stories).

Resultado de imagen de unlock! juego de mesa

http://www.micabezafriki.com/unlock-scape-room-juego-asmodee/

Y funciona, de verdad que funciona muy bien. Hasta el punto de demostrarnos que se pueden crear experiencias divertidas, profundas, retadoras y fantásticas con un puñado de cartas.

¿Y la App?, ¿dónde queda la App?. Pues la aplicación digital queda para meter los dígitos de los puzzles, para penalizarnos si nos equivocamos, para servir de guía cuando estamos un poco perdidos, ambientar un pelín y poco más. Pero lo más importante es que hace su función a la perfección (tercera vez: menos es más).

http://www.micabezafriki.com/unlock-scape-room-juego-asmodee/

Ahora viene lo mejor, que es la valoración. Y voy a alejarme un poco de las valoraciones generales. Voy a usar dos parámetros (readaptados por mí) para evaluar los juegos que me gustan y que considero muy “utilizables“en otras áreas como metodologías de aprendizaje basado en juegos.

Uno es el Modelo RAMP (relación-autonomía-maestría-propósito), propuesto por Andrzej Marczewski, muy vinculado a las motivaciones intrínsecas de los usuarios frente a los procesos de juego.

Relación: 9

El juego es pura relación, debate, análisis y puesta en común. Cuántas personas jugando una sola hora a esto aprenderían más que en varios Power Points o libros de liderazgo efectivo, escucha activa o gestión de equipos.

Autonomía: 4

La autonomía del juego se basa en las localizaciones. Cada una de ellas indica varios rincones que podemos visitar. Los jugadores sienten la “falsa” autonomía de visitar los espacios dentro de cada localización que ellos consideren oportunos. Al final se trata de una experiencia guiada (lo bueno es que el propio juego lo tiene claro). Además, bajo la nota, porque en la tercera aventura, hay un pequeño problema de ajuste en la curva de aprendizaje (para mí), ya que introduce algun elemento nuevo que no explica, y a veces puedes sentirte perdido (lo que claro, afecta enormemente a tu sensación de autonomía)

Maestría: 8

No es sencillo hacerlo dentro del tiempo marcado (salvo casos honorables, donde no me meto). Y esto es bueno. Buenísimo, diría yo. Para un jugador, no hay nada peor que un reto que es capaz de solventar sin ninguna dificultad. Y lo mejor es que trabajamos sobre capacidades concretas como la parte analítica (hay que analizar muy bien las situaciones a las cuales nos enfrentamos o las imágenes que observamos, así como las informaciones que manejamos), el trabajo en equipo (siempre que he jugado, la combinación de perfiles ha sido clave para resolver los puzzles), la organización de la información…..

Propósito: 8

Aquí la parte narrativa adquiere una gran importancia. Y lo digo muchas veces. No hay peor experiencia que la que no sabemos por qué se produce. Aquí hay que escapar de algún sitio (claro, si no, no sería una experiencia similar a un Escape Room), pero siempre dentro de un contexto interesante. Para que los jugadores sepan el motivo por el que se está produciendo la aventura.

Y la otra, es la gráfica de la cuadratura de la diversión. Para valorar el equilibrio entre mecánicas de juego, parte narrativa, estética y su capacidad transmedia.

Unlock!

Por mi parte, sólo puedo recomendar este juego tanto para pasar una tarde agradable con los amigos, como para analizarlo y poder reutilizarlo en algún taller que tengáis entre manos. PERO (en rojito, negrita y mayúsculas), cuando lo compréis tenéis que tener claro que estáis adquiriendo una experiencia finita con nula rejugabilidad. A partir de aquí, la deslgada línea que separa el gasto de la inversión, úncamente depende de cada persona.

Y jugar a esto, ¿sirve realmente para algo más que para divertir? (que ya es bastante, por cierto)

  1. Puedes leer el post que hice con ayuda de Jugando en Pareja e Isidro Rodrigo sobre los Escape Room.

Pero si queréis un breve resumen:

  1. Una de las claves básicas es la administración y gestión de la información. La “liberación” de pequeñas píldoras que nos ayuden a avanzar hacia el siguiente nivel es clave para poder avanzar en la aventura. Y esto ayuda mucho a centrarse en un punto en concreto y evita enormemente el exceso de información, además de aumentar nuestra motivación. No es lo mismo ponerse delante de un documento de 100 páginas, que tener la capacidad de fraccionarlo en pequeñas partes, separadas en misiones (con niveles), y realizando de pruebas para llegar al siguiente escalón.
  2. También, es una gran iniciativa para trabajar los entornos de comunicación transmedia. La APP nos muestra el valor de lo digital y es un punto añadido (enorme), que consigue dar un toque dinámico a la experiencia.
  3. La temática de un Escape Room (y del Unlock! en particular) es ampliamente adaptable, maleable y dinámica. En este proceso de juego lo importante es descubrir puzzles y retos que desafíen las capacidades de las audiencias y que además, consigan suponer un reto real que logre mejorar sus competencias. Si añadimos que somos capaces de generar experiencias con narrativas y estéticas alineadas con nuestros objetivos, la ambientación está asegurada a “máximos históricos“.
  4. Aunque estos juegos son cooperativos al 100%, los Escape Room sirven estupendamente para generar experiencias guiadas por un Máster (profesor, docente, formador, dinamizador….). Esta persona guiará la partida, alineando todas las situaciones que se produzcan en ella con los objetivos que se busque lograr, consiguiendo juntar en algunos casos de un modo muy natural una partida de rol con una experiencia de acertijos.
  5. Y los acertijos son los que nos llevan a este punto. Es EL ELEMENTO CLAVE para superar las situaciones, y lo mejor es que las posibilidades de un acertijo son infinitas: pueden ser iconográficos, informativos, contextuales, secuencias matemáticas, combinaciones, adivinanzas…… ¿Imaginas todo lo que se puede emplear para crear acertijos?. Como siempre, el limite, tu imaginación.
  6. Probablemente un Escape Room no sería un Escape Room si no influyera el elemento más buscado y necesitado: EL TIEMPO. El tiempo es necesario para tomar decisiones, nos dispone a esforzarnos para encontrar soluciones, nos mete presión (o debería), nos hace ser productivos y eficaces. Un Escape Room es un gran aliado para enseñarnos a administrar y a gestionar nuestro tiempo.
  7. Cooperación y trabajo en equipo. Independientemente que exista un Máster que dirija el juego (o no), un Escape Room es una experiencia donde la colaboración, las lluvias de ideas…. adquieren un papel fundamental.

Ahora mi ansia por las próximas expasiones del T.I.M.E Stories ha sido incrementada por las ganas que tengo de jugar a próximos acertijos de este Unlock!. Esto es un no parar.

Así que…. Gamificar (o como os apetezca llamarlo) si, pero antes de eso, JUGAR (en este caso, al Unlock!).

PD: Si os apetece leer otra reseña muy interesante donde se profundiza más en el apartado de juego, podéis acudir al blog fueradeltablero.com.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

3 comentarios

  1. R

    Como siempre Pepe eres luz.

    Efectivamente, es difícil creer que un juego en el que sólo hay cartas, sea capaz de transportarte a una experiencia tan inversiva como es este caso o el caso de TIME STORIES…pero la realidad siempre supera la ficción. Y no sólo eso, sino que además es capaz de hacerte aprender!!!!

    Nosotros, el equipo de Inneva Pharma somos el ejemplo de que en el juego no hay barreras, que TODOS, y digo TODOS, somos capaces de aprender a través de una experiencia lúdica y que como bien dices siempre, el poder llevar nuestro hobbie al entorno profesional es un privilegio del que muy pocas personas tienen la oportunidad de realizar en su carrera profesional.

    Estoy deseando meterle mano a este UNLOCK que estoy segura que me va a hacer aprende muchooooo!!!!!

    Gracias por encender de nuevo la luz de tu bombilla

  2. J

    Rocío, estoy convencido que te encantará tanto a tí como a todo el equipo de Inneva Pharma. La mecánica bebe del T.I.M.E Stories, rebajando (claro está), la parte narrativa y aumentando los retos (ya que se basa en un Escape Room). Y lo cierto es que está MUY conseguido.
    Para un taller competitivo por equipos, da y además, se pueden aprender muchas cosas.
    ¡Abrazo!

Dejar un comentario