Storytelling Design Board: el rediseño

Bueno, hace tiempo  generé un pequeño lienzo al que denominé Storytelling Design Board. Lo hice en principio para que “mi cabeza cuadriculada” tuviese una base sobre la que construir o intuir ciertas narrativas (más que nada, porque para mí, la narrativa es la base de casi todos los proyectos en los que trabajo).

Resumiendo mucho en qué consiste esta “herramienta“…

El Storytelling Design Board es una guía para seguir y crear paso a paso un relato épico en base al viaje del héroe a través de un mundo repleto de aventuras.

El caso es que con el paso del tiempo, y con él, de las lecturas y de los proyectos, he ido realizando pequeñas modificaciones que (en mi humilde opinión) considero importantes, ya que afectan directamente a su usabilidad (al final este tipo de cosas, se elaboran para ser útiles) y sobre todo, a la necesidad que he observado de interiorizar ciertos contenidos.

En el diseño original, segmenté el lienzo en tres apartados:

  1. Visión: Identificando tres de los elementos desencadenantes de cualquier historia, como son el protagonista, el conflicto y el desafío. Contestando una serie de preguntas clave, iremos construyendo el relato desde sus cimientos. Además, en talleres grupales, podremos generar narrativas a partir de un conflicto o un desafío propuesto al inicio, y alrededor del mismo desarrollaremos historias que desembocarán en una lluvia de ideas, “Brain Stories”.
  2. Empatía: En este apartado se trabajaron los diferentes puntos de vista desde los que se puede vivir la historia, así como todas las emociones, tipos de usuarios, elementos de sorpresa y moralejas que pretendamos incorporar. ¿Se vive de igual manera la misma historia desde el punto de vista del protagonista que desde el maestro?, ¿por qué motivo la sombra ha llegado a esa situación de enfrentamiento?.
  3. Recorrido: Un apartado fundamental para poder desarrollar el “músculo” de nuestra historia. Para dotar al relato de continuidad y coherencia, siempre se recomienda seguir la senda de las doce etapas del viaje del héroe. Además, también podremos observar qué tipo de aprendizajes ha adquirido el protagonista y si realmente ha cumplido los objetivos que tenía fijados.

Pues bien, en el nuevo diseño, he realizado unas pequeñas modificaciones basándome sobre todo algunas de las últimas entradas que he redactado sobre narrativas.

La zona de “empatía” la he suprimido por un motivo principal… las emociones y los personajes, muchas personas los creaban “sobre la marcha” durante el viaje del héroe. Ojo, no digo que no sea importante, sino que no se usaba lo suficiente (se generaba de forma más emergente que por “motu proprio”).

Además, he generado una plantilla principal con conceptos básicos para montar una narrativa básica y posteriormente, he realizado un “zoom” sobre uno de sus apartados, por si se pretende profundizar más en la historia.

Aquí os dejo la estructura básica:

En ella se diferencia entre 5 partes que intervienen en la construcción de un entorno narrativo (sí, la estética muchas veces se confunde con el tema), con el “bonustrack” de saber identificar si la narrativa es un eje vertebrador o en cambio es una mecánica más dentro del proyecto.

  1. Estética
  2. Tema
  3. Ambientación
  4. Argumento
  5. Trama
  6. Bonus!: ¿mecánica o eje vertebrador?

De igual modo, la parte de ambientación, argumento y trama se puede dejar en manos de los jugadores/usuarios, para que ell@s mism@s construyan su historia (adquiriendo así un matiz de mecánica).

La gracia principal de este lienzo es que puede actuar como elemento de análisis o como elemento de construcción.

Aquí os dejo un lienzo en blanco (por si os animáis a usarlo):

  • Y ahora… vamos al ZOOM dentro del primer lienzo: la construcción del viaje del héroe (aunque quiero dejar constancia, que me he tomado algunas licencias):

StorytellingDesignBoard Monomito

Este lienzo es una aproximación a la parte de Argumento y Trama dentro del lienzo principal, y hace un acercamiento a los conceptos de visión y recorrido recogidos en el primer proto del Storytelling Design Board.

Manteniendo “la triada” de:

  1. El Protagonista: El héroe, uno de los personajes principales, con sus motivaciones, su lugar de origen, sus amistades, y sus capacidades.
  2. El Conflicto: Normalmente representado con un antagonista (puede ser una persona, un ente ….), que impide avanzar al protagonista hacia su objetivo.
  3. El Desafío: Representado por todos los objetivos que debe ir alcanzando, y lo más complicado, las características o comportamientos que debe cambiar nuestro protagonista para lograrlo.

De igual modo, y para que resulte lo suficientemente sencillo y accesible para todo el mundo, he resumido cada una de las fases con una simple pregunta, que será la que guíe los pasos de nuestra narrativa. Y claro… sería conveniente no olvidar los antes mencionados arquetipos típicos de la mayoría de relatos (suprimidos en la parte de empatía, pero que recuerdo en el siguiente resumen):

  1. El Héroe: Proteger y servir, esas son las cualidades de un verdadero héroe. Un personaje que deja su mundo atrás con el afán de lograr un objetivo mayor, crecer y desarrollarse. El héroe es transformación y cambio.
  2. El Mentor: Este es el personaje que ayuda, forma e informa al héroe. Unas veces, será su conciencia, otras le ayudará a vencer sus miedos y a conocer la verdad, y en algunas ocasiones irá dejando rastros que luego el héroe podrá usar para lograr superar su aventura.
  3. El guardián del Umbral: Es uno de los primeros obstáculos que debe superar nuestro héroe al inicio de su largo viaje. Es uno de los puntos, donde el héroe comienza a ponerse a prueba y a fortalecerse. Puede ser neutro (no tener ninguna preferencia de bando), afín a nuestro héroe o ser un esbirro de la sombra.
  4. El Heraldo: Es el detonante de la acción. Portador de una información valiosa que hace que nada vuelva a ser como antes. Unas veces puede ser un personaje, pero otras puede ser un ente o una fuerza externa.
  5. La Figura Cambiante: Es un personaje difícil de clasificar de inicio. Su comportamiento, habilidades e incluso, su aspecto, se modifican conforme el héroe se acerca a ella y avanza la historia. Tiene dos caras, e introduce elementos de duda y sorpresa en la historia. Puede terminar convirtiéndose en una persona muy cercana al héroe.
  6. La Sombra: Es el enemigo, el antagonista. Su objetivo principal es generar un desafío al héroe y proporcionarle un contrincante digno contra el que luchar. Forma parte del conflicto de la historia y hace al héroe dar lo mejor de sí mismo para superarlo. Algunas veces, puede llegar a redimirse, cambiando sus aspiraciones hacia el final de la historia.
  7. El Embaucador: El cómico de la historia. Un bufón, un payaso o un secuaz pueden ser ejemplos, desarrollando una función de alivio y distensión en la narración. Este personaje puede ser un aliado del héroe, de la sombra, o independiente.

La secuenciación lógica sería la siguiente:

El objetivo de este rediseño es doble (por lo que a mí respecta):

  1. Dejar asentadas las bases de una narrativa de una forma estructurada y relativamente sencilla.
  2. Interiorizar ciertos conceptos básicos pero importantes a la vez que creamos nuestro propio mundo.

Porque como ya mencioné hace algún tiempo…

El viaje del héroe no trata de lugares, sino de personas. Es transformación, es cambio, es aprendizaje y es crecimiento. El viaje del héroe trata de luchas internas y de superación personal. Trata de uno mismo contra sus miedos. Y no hay nada más épico que esto: Vencerse a uno mismo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

3 comentarios

  1. Buenos días, don Pepe. Me quedé sin palabras; ya no me alcanzan los halagos. He disfrutado leyendo tu entrada. Prometo utilizarla en clase para analizar mitos, leyendas y películas, y en casa para producir una aventura tras otra.

    Un saludo. Jesús

  2. Don Jesús! Ídolo de Acero!
    Gracias por el acomentario, se agradece.
    Aunque ya sabes… con tus ídolos de acero, ya tienes un postgrado en narrativas, y más aún que vas a empezar a rolear!
    Abrazote!

  3. Sin dudarlo eres una luz, no una bombilla, me vuelves a dejar con la boca abierta, no sabes como disfruto cada entrada tuya, como la pongo en práctica luego con mis cosas y con mis hijos. De verdad no sabes como te agradezco que compartas tantas ideas.
    Mil gracias de verdad.

Dejar un comentario