Aprendizaje Basado en Juegos

¿Se puede aprender algo realmente...

... Jugando?

Siempre he sido muy fan de los juegos de mesa, siendo mi primera incursión (cuando era más pequeño) en este mundo, de la mano de un  juego al todo el mundo debería jugar al menos una vez en la vida: Magic, el encuentro. Pasados los años, reconozco mi inclinación por los que tienen un componente narrativo muy importante que está por encima de otras mecánicas.

Y desde que empecé a vincularme y a estudiar este amplio mundo de la diversión, me di cuenta de dos cosas:

  • – Que ahora, lo analógico tiene un poder de transmitir la información y hacer participar a las audiencias brutal para grupos controlados (evidentemente nunca llegará a un público masivo).
  • – Que los juegos de mesa, en general, tienen una capacidad única de hacernos trabajar sin darnos cuenta, sin que nos moleste, y haciéndonos disfrutar de una manera notable.

Y es que, los juegos de mesa contribuyen al desarrollo integral de las personas por sus vinculaciones con el desarrollo intelectual, motriz, social, emocional & de comunicación.

Por eso, no debemos tener ningún miedo a incorporar esta herramienta (sí, los juegos de mesa se pueden convertir en una palanca muy adecuada para conseguir una formación eficaz) en nuestros procesos de formación y aprendizaje de competencias.

ABJ

Aprendizaje Basado en Juegos

Para desarrollar proyectos, hacen falta personas.

Para desarrollar proyectos viables, hacen falta personas motivadas.

Para desarrollar proyectos rentables, hacen falta personas formadas.

Muchos juegos de mesa, tienen fuertes componentes de interacción social, que comprenden el desarrollo de capacidades como oratoria, persuasión, liderazgo, comunicación activa, cooperación entre participantes o capacidad de negociación . De hecho, los juegos de mesa, en sí mismos, son herramientas sociales para compartir.

Mecánicas basadas en la organización estratégica y la necesidad de alcanzar objetivos comunes, nos hacen desarrollar habilidades organizativas, de orientación a la tarea o trabajo en equipo.

En otros, encontraremos componentes muy relacionadas con la gestión de elementos y desarrollo de procesos. Aquí, podremos desarrollar competencias como la analítica, la matemática, gestión de tareas o toma de decisiones.

La capacidad de generar mundos imaginarios de los juegos  y crear paralelismos con situaciones reales, hacen que los jugadores puedan interactuar sin miedo con nuevos procesos fácilmente aplicables a su trabajo del día a día. También nos obsequian con situaciones fabulosas para poner en práctica habilidades ya adquiridas o mejoradas. Además, la creación de mundos ficticios, hace que los jugadores trabajen capacidades como la creatividad y crean una inmersión importante.

Si deseas incorporar este tipo de formaciones en tu organización o si lo que necesitas es conocer en mayor profundidad las bondades en la aplicación de este tipo de herramientas, contacta conmigo y juntos, encontraremos la mejor solución.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn