Ludificación

El planteamiento inicial de la Gamificación es tan simple...

... que todos nos hemos educado y crecido con ello

En la teoría, el concepto de gamificación es bien sencillo, simplemente consiste en aplicar técnicas, pensamientos, mecánicas y elementos de juegos a ámbitos que no lo son, con el fin de conseguir un comportamiento determinado por parte de los usuarios.

Hemos crecido con juegos, hemos aprendido con juegos, y en muchos casos, somos lo que somos por los juegos y las experiencias que estos nos han dado.

Ahora sí, lo complicado no es el hecho de jugar, sino la forma de aplicarlo a cualquier área, adaptarlo a las necesidades que nos plantea y sobre todo, hacerlo efectivo.

Porque, lo que está claro, es que el mundo cambia, y con él, las personas, que necesitan nuevas motivaciones a la hora de afrontar el día a día: En definitiva, todos buscamos nuevas experiencias que nos motiven a seguir avanzando de una manera proactiva y diferente, alejándonos de las rutinas y de los procesos habituales.

Y da la casualidad, que jugando, de un modo responsable y dinámico, pero sin perder la exigencia, podemos tener todo esto:

  1. Jugando, creamos retos, y por tanto, motivaciones por superarlos.
  2. Jugando, y mediante los Role Playing, cambiamos las perspectivas de las personas.
  3. Jugando, y asignando Avatares, Permitimos a las personas “soñar”, y sentir que pueden aplicar esos logros que alcanzan en su experiencia gamificada, en su día a día.
  4. Jugando, creamos narrativas, y su contenido, motiva a las personas, creando expectación y predisposición.
  5. Jugando, generamos metas y niveles, y las personas, aumentan su autoexigencia por alcanzar los objetivos marcados.
  6. Jugando, interactuamos, aumentando así, el grado de atención.
  7. Y jugando, potenciamos el feedback, y a nivel de actitudes, crece en positivo la conducta.

En definitiva, generamos el tan ansiado engagement en las personas que interactúan con nosotros de un modo divertido y agradable (que no es poco).

Y esto, es totalmente adaptativo y singular. No hay dos entornos iguales, como no hay dos personas exactas, ni dos proyectos idéndicos. Y por ello, cada proceso requiere un conocimiento profundo de los valores y objetivos que se buscan.

Ludificación

Los procesos lúdicos adaptativos de máximo rendimiento, buscan alejarse de soluciones genéricas para cualquier tipo de proyecto, y crear algo “ad hoc”, único y exclusivo.

Además, jugar siempre ha sido relativamente fácil, simple y muy divertido. No es necesario que lo compliquemos.

Si te apetece explorar nuevas fórmulas de la diversión en tu proyecto, o simplemente si deseas conocer algo más de este divertido universo, y crees que puedo ayudarte, ponte en contacto conmigo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn