Seis sombreros de copa….. para pensar y crear historias.

«El viaje del héroe es un camino lleno de problemas por resolver…..»

Ya hemos visto en anteriores entradas, que existen muchas herramientas para entrenar nuestra imaginación e inventiva. Pero quizá, uno de los puntos clave para conseguir tomar las mejores decisiones creativas en nuestro día a día, sea la capacidad que tengamos para empatizar y observar nuestros objetivos desde diferentes perspectivas y puntos de vista.

En la vida real, cuando nos enfrentamos a una situación en la que tengamos que tomar una resolución concreta, nuestras mentes comenzarán a generar una serie de razones, emociones o reflexiones que nos harán tomar una alternativa u otra en contreto. De igual modo, cuando uno de los protagonistas que hayamos creado en nuestra historia fantástica, intente superar uno de sus retos, también tendrá que tomar una serie de decisiones que irán forjando su personalidad y carácter.

Edward de Bono, escritor y psicólogo maltés, ideó el libro/teoría de los «Seis sombreros para pensar«, donde expone una metodología destinada (junto con el pensamiento lateral) a generar lluvias de ideas y pensamientos mucho más efectiva, productiva y estructurada en grupos de trabajo. Según el sombrero que porte un participante, sus aportaciones y reflexiones serán diferentes y sobre todo, tendrán que estar totalmente sintonizadas con el propósito que el sombrero le «impone«.

Bajo mi punto de vista, uno de los mayores fuertes de esta metodología son las diferentes caretas (en este caso, sombreros), que una persona es capaz de adquirir durante el proceso creativo, modificando sus comportamientos y opiniones pero manteniendo su esencia, ya que la persona continúa siendo la misma. Y puesto que esta singular teoría es tan efectiva, a mí también me encanta «jugar» con ella, y aplicarla de una manera práctica a diferentes historias y narrativas (siendo consciente que la metodología no fué creada para esto, a mí particularmente me ayuda bastante en ciertos casos), observando de qué forma se modifican los acontecimientos y cómo puede llegar a cambiar la aventura.

  1. ¿Qué sombrero lleva un personaje en una situación determinada»
  2. ¿Qué pasaría si cambiásemos ese sombrero en un momento concreto?
  3. ¿Modificaría la historia lo suficiente ese cambio de comportamiento?
  4. ¿Cuántos sombreros ha llevado nuestro personaje a lo largo de la historia?
  5. ¿Es el mismo sombrero con el que empezó que con el que terminó su aventura?

Son quizá, algunas de las preguntas que me gusta hacerme cuando me enfrento a un análisis creativo de alguna obra. Pero, ¿cuáles son los sombreros y cómo afectan a los pensamientos y a la toma decisiones?, vamos a verlo más detenidamente apoyándonos en la historia de la trilogía original de Star Wars:

Sombrero Blanco

obiblanco

Este sombrero nos aporta neutralidad. Es la careta de la objetividad que nos ofrece los datos puros y duros. Cuando una persona adquiere este distinguido complemento, será analítico y púramente práctico, desplegando una serie de datos, cifras y hechos orientados a ampliar la información sobre un tema concreto, pero siempre desde una perspectiva totalmente centrada y neutral.

Sombrero Rojo

comandanterojo

Si el blanco era nautralidad y objetividad, el rojo es todo lo contrario: Emoción, opinión y subjetividad. Quizá es uno de los sombreros menos racionales, ya que los sentimientos expuestos son propios e independientes de cada persona y lo mejor de todo, una vez que tenemos esta prenda, no hace falta justificarlos.

Sombrero Negro

lukenegativo

El miedo, la negatividad y la oscuridad más absoluta entran en escena. Además, se añade una simplicidad muy humana: Estamos muy acostumbrados en nuestro día a día a la crítica. Este sombrero no es negativo por sí solo (ya que la prevención es una de sus mayores fortalezas), pero su abuso en el tiempo, en muchos casos, puede impedirnos avanzar, crecer, romper nuestra zona de confort y continuar descubriendo nuevos caminos y vías de crecimiento.

Sombrero Amarillo

lukeoptimista

De igual modo que los sombreros blanco y rojo actúan como contrapuntos de una misma línea (la que marca la opinión más objetiva o subjetiva de una persona), el sombrero amarillo actúa de contrapeso para el negro. Positivismo, alegría y la luz más brillante son sus mejores armas. Y quizá una dificultad añadida al resto de prendas, observar el lado positivo de las cosas no es siempre lo más sencillo, pero sin duda, es lo que nos hace adquirir la motivación necesaria para avanzar y crecer, además de darnos energía para afrontar los proyectos más complicados.

Sombrero Verde

hanlukeinno

Encontrar una vía diferente, un camino inexplorado o lo que es mejor, una nueva idea original. El sombrero verde es creatividad e innovación en estado puro. Romper antiguos tabúes, para continuar avanzando y buscar soluciones donde antes sólo veíamos impedimentos. Esta prenda implica cambio y progreso, a cambio de un esfuerzo por nuestra parte para pensar de una manera diferente.

Sombrero Azul

yodazul

Clarividencia, enfoque y sosiego. Un sombrero para gobernarlos a todos, para atraerlos y para unirlos, sacando lo mejor de cada uno. Es pensamiento sobre pensamiento, orden, coherencia y moderación para que el resto de sombreros actúen de la forma más productiva y adecuada posible. Es imprescindible la presencia de este rol, para que se avance de forma natural, fluida y controlada.

Como podemos ver, estos sombreros son muy útiles, tanto para potenciar la capacidad empática y la generación de ideas (su intención original), como para poder sintonizar con los personajes de las historias y adentrarnos más en sus características y emociones.

  • ¿El mentor es el sombrero azul?, ¿El héroe evoluciona desde un sombrero negro hacia uno azul pasando por amarillo y verde?.

De igual modo, cuando nos pongamos enfrente de un lienzo en blanco a elaborar la narrativa de nuestro proyecto, también tendremos que parar un momento y pensar:

  • ¿Qué enfoque quiero darle al proyecto?, ¿Algo más neutro y objetivo o en cambio prefiero dotarlo de más emociones y mayor subjetividad?

Porque no hay nada mejor, que conseguir desarrollar una empatía que nos permita generar diversas ideas desde varias perspectivas y ángulos, con el fin de crear el proyecto memorable y alcanzar el objetivo fijado que tengamos entre manos.

Porque igual que dos cabezas piensan mejor que una, seis sombreros son a veces la mejor solución para nuestros problemas de creatividad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

3 comentarios

  1. F

    Hola, Pepe! Gran idea la de aplicar los seis sombreros a la creación de historias. En mi caso la apliqué a técnicas de debate para mis clases de español como lengua extranjera. Aquí está el resultado:

    http://www.rutaele.es/wp-content/uploads/2017/06/R17_UNIDAD_DID%C3%81CTICA_Seis_sombreros_de_copa_FEA_C1.pdf

  2. Uau! Que chulo y completo. Tengo que mirarlo con más calma, porque tiene miga y se merece. L
    os sombreros son una herramienta perfecta para focalizar la atención sobre un comportamiento tipo, además claro está, de para lo que se crearon. Yo soy muy de adaptar estas teorías a usos propios.
    Gracias por pasarte a comentar. ¡Abrazo!

  3. r

    Excelente trabajo, saliendo de lo preconcebido. Además, lo que en COMENTARIOS agrega Federico es espectacular. De verdad pone a las neuronas a trabajar de diferentes formas para internalizar lo que es ese planteamiento de los 6 sombreros. EXCELENTE. FELICITACIONES. Me gustaría nos pudiésemos contactar por WhatsApp y/o Twitter. Estoy en Colombia. Mi número celular y WApp es +57 3125244805

Responder a Federico Cancel Reply