Una experiencia de aprendizaje real

Si me cuentan esto que os voy a contar cuando era más joven, no lo hubiese creído. Ni de casualidad.

Juego a videojuegos. Juego a juegos de mesa. Pero lo que realmente me apasiona, son los juegos de rol.

Si me dicen que una editorial grande iba a confiar en que una partida de rol fuera el hilo conductor de un libro de ficción y divulgación, pensaría que me estaban tomando el pelo.

Y si ya me dicen que yo iba a ser ese autor, directamente me hubiera echado a reir.

Pero por designios de las modas, la suerte y un poco de trabajo de uno, a veces los puntos se conectan y pasan estas cosas.

El caso es que en el mes de Octubre saldrá mi primer libro:

https://static.megustaleer.com/images/libros_200_x/BL24688.jpg

Aviso a navegantes: no esperéis un libro denso sobre el juego, lleno de referencias, de teorías ni de elucubraciones (lo que soléis leer en este blog). Es un libro que lleva mucho de autobiográfico y otro tanto de tributo.

Hay una canción de cuyo título siempre me acuerdo:

«El mundo ya no necesita otra canción de amor. Pero yo sí».

Pues con los libros sobre ABJ, ludificación, etc… me pasa un poco igual. Y prometo que he leído unos cuantos. Al final se terminan repitiendo muchos conceptos y básicos. Así que desde este rincón, si quieréis algo más denso y profundo, os remito al mejor libro (para mí) publicado en castellano:

Resultado de imagen de jugamos inma marin

Si en cambio queréis una historia sobra unas niñas que cambiaron su perspectiva del mundo, sin salir de su mesa de juego, que viajaron a unas tierras extrañas y que vivieron una pequeña aventura. Que fueron aprendiendo mientras jugaban una partida de rol, algunos de sus beneficios y aplicaciones… Igual os puede interesar.

Suelo jugar mucho con algo que se dijo en una de las películas de Batman.

«Es el héroe que Gotham merece, pero no el que necesita ahora mismo».

Pues para todas las personas que hayan leído multitud de libros sobre juego y aplicaciones. No creo que sea el libro que necesitáis (así se vende un autor, ¿eh?).

Pero antes de seguir por esta línea (necesitar y merecer) permitidme que explique el motivo por el que opté por un libro de este tipo. Con la moda de la ludificación, hay algunas editoriales que se han puesto en contacto conmigo para publicar de una manera ordenada y menos caótica los artículos de este rincón. Nunca lo terminé de ver. Si estaba ya aquí, no le veía sentido que estuviera también «allí«. Cosas mías, sin duda.

Y yo tenía algo escrito. Una pequeña semilla desarrollada sobre un grupo de niñas que encontraron un libro «diferente» en una estantería, junto a unos dados extraños con formas geométricas y que se animaron a vivir su primera ventura. Un libro de ficción para niñas y niños. Y con un poquito de divulgación para padres, madres y profesionales que quieran acercarse por primera vez (lo justo para no saturar). Y oye, cuando Olga, de la editorial Penguin Random House escuchó esta idea y les encajó, me dije a mí mismo:

«ahora es el momento»

Y es que esta historia es parte de mi historia, cuando tenía corta edad y conocí los juegos de rol. Y tiene ciertos destellos o guiños de muchas partes que al menos, para mí, son importantes.

Un ejemplo.

Jugar: una garantía de aprendizaje real

Cuando estaba en primaria tenía un profesor que se llama Don Ricardo. Pues bien, Don Ricardo me daba clase de Plástica  y nos hizo un ejercicio que nunca olvidaré.

Quería trabajar un mal hábito común jugando con las palabras. Había que construir una cadena de palabras con FUMAR. Yo hice esta:

Y, libre albedrío mediante y un poco por comprar demasiados boletos perdedores después, mi padre sufrió justo lo que se puede leer.

Pues a Don Ricardo le debo el subtítulo de la portada del libro. Por él. Si alguna vez alguien piensa que algo de lo que aprende en la escuela no le será útil… yo no sería tan osado en afirmarlo rotundamente, la vida da muchas vueltas y todo aprendizaje es útil.

También he de decir que mi amigo y compañero de proyectos y fatigas (y enorme ilustrador) Jose Zazo es el ilustrador del libro. Porque sí, tiene ilustraciones. Tan estupendas como lo es Zazo.

Y un prólogo. Una introducción maravillosa. Un alegato estupendo. Escrito por mi amigo Óscar Recio. Más no puedo pedir.

Y ahora, voy a recuperar un poco aquello de necesitar y merecer.

Muchas personas buscan algún libro donde aparezca la receta mágica. No será este uno de ellos.

No buscaba (como ya he dicho) algo denso ni lleno de conceptos. Buscaba mi pequeño tributo al mundo de los juegos y concretamente, al de los juegos de rol. Así que me gustaría pensar (osado de mí) que es un libro que los juegos merecen, donde las protagonistas son un grupo de niñas que juegan. Simplemente eso.

Porque jugar, es algo maravilloso. Y requisito indispensable si se pretenden hacer algún tipo de proyecto en un entorno no lúdico.

Por eso, creo que es importante escuchar la historia que ese grupo tiene que contarnos. Porque es la historia de cinco niñas que comprendieron que jugando, podían vivir otras vidas, habitar otros mundos, relacionarse con otras personas, aprender de otras culturas, reflexionar sobre sus percepciones… en definitiva, viajar y vivir experiencias, que les ayudarían a conocerse mejor tanto a ellas mismas como a su entorno.

Quizá no será la historia más épica que vayáis a leer. Pero estoy convencido que si le prestáis un poquito de atención, os dejará destellos en vuestra memoria. Porque las historias, son el pegamento de la memoria y un punto de encuentro de la sociedad: son las que cuentan nuestro pasado, exploran nuestro presente y predicen nuestro futuro.

Y jugar, es una de las actividades más bonitas que existen.

Imaginad una combinación de ambas.

Así que en Octubre, y si lo tenéis a bien, podréis leerlo.

Lo podréis conseguir a través de canales habituales, pero si puedo recomendar algo… Acudid a esas pequeñas librerías. Esas que hacen esquina con una pequeña callejuela o están en la calle principal de vuestro barrio. Esas que véis de reojo cada vez que pasáis andando. Aquellas que tienen tenderas y tenderos apasionados por la lectura. Con ganas de recomendar el cuento que necesita cada persona.

Ahí es donde nacen las buenas historias. Y ahí es donde me encantaría que comencéis la vuestra.

Un abrazo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

3 comentarios

  1. R

    Enhorabuena Pepe!
    Ya tengo encargado el mio!!!!!!

  2. Gracias Ruth!
    🙂

  3. P

    Uy, qué bien que no sea denso! Me lo pido pa’mi cumple seguro!!

Responder a Ruth Cancel Reply