Quién Soy

1985

Para ser más extacto, hablamos de un 8 de Enero, un pequeño día para la humanidad, pero un gran día para mí. Aquí empezó todo.

Este año nacieron más de 450.000 niños en España, y entre todos ellos, estaba yo. Nací en Alicante, una pequeña ciudad bañada por el mar mediterráneo. Dicen los entendidos, que es la mejor tierra del mundo (así lo dijo el poeta), famosa por sus playas, su castillo de Santa Bárbara y su explanada a la vera del mar (entre otras muchas cosas).

Soy Capricornio: Trabajador, muy práctico y persistente. Quizá por nacer en invierno, adoro el frío y la montaña (curioso dato viniendo de un Alicantino). Me apasiona la música, la tecnología y la belleza que emana de lo clásico, sin importar el formato o el sector.

1993

Mi primera experiencia con los juegos, fué con mi querido Amstrad CPC 464, heredado de mi hermano mayor. Visto con la perspectiva que da el paso del tiempo, parece mentira que tanta simplicidad, me haya proporcionado tantas horas de diversión. Y si se quiere profundizar, mi primer gran juego: Oh Mummy.

Aún recuerdo los tiempos de carga con sus cortes que me obligaban a sacar y a meter de nuevo la cinta para ver si arrancaba: “RUN” seguido de “Press play then any key to continue“, es quizá una de las operaciones que más veces he repetido a lo largo de mi juventud.

Desde pequeño, he jugado tanto a videojuegos (en la época dorada de las aventuras gráficas), como a juegos de mesa (mis adorados Warhammer 40K & Magic: El encuentro). Siempre me han atraido de una manera notable los componentes narrativos que incluían este tipo de juegos, para mí, la capacidad que tienen las buenas historias para conectar con el público me parece algo que persiste en el tiempo.

2004

Lo cierto es que llegué a la universidad sin tener demasiado claro lo que quería hacer con mi existencia (algo común por esas edades). Despues de meditarlo, acabé estudiando enfermería en la UA, algo que pasados los años, resultó ser un pequeño error de cálculo.

¿Y porqué tomé esa decisión?: Tengo varios familiares que son médicos o se dedican a la salud y me lo recomendaron, así de sencillo. Pero no todo fué erróneo durante esta etapa: conocí a personas maravillosas que ampliaron de un modo enorme mis percepciones y concepciones sobre la vida.

Además, también entendí que hay ciertos oficios que son púramente vocacionales y que una parte fundamental para el tratamiento de enfermedades son las motivaciones de los pacientes a la hora de enfrentarse a ellas.

2006

En 2006 decidí dejarlo todo para irme a vivir a Madrid, y esto sí que fué el gran acierto de mi vida.

Y desde hace más de 8 años, aquí vivo. Podría decir que me atrajo su atractiva oferta de ocio, sus innumerables salas de conciertos, su amplia variedad paisajistica, pero realmente, vine por la que hoy es mi mujer. Muchos años llevamos en esta gran ciudad, que nos ha dado muchas cosas, pero la más importante, una pequeña personita, que es el centro de nuestras vidas.

Madrid es el lugar donde reorienté mi formación y mi carrera profesional.

2014

La mejor forma de resumir esta etapa, es utilizar dos palabras: Avería y Redención.

¿Sabeis cuando empieza un nuevo año y decidís pedir un deseo al universo?. Yo necesitaba un cambio en mi vida y eso es lo que pedí, y el universo igual me escuchó un poco, pero el cambio, no era el que yo esperaba (visto con el paso del tiempo, sí era el que yo quería, pero las formas no fueron las más consideradas)

Avería, porque mi cuerpo dijo basta a tantos años de dejadez, y me detectaron una EII, crónica y algo desagradable hasta que te haces a la idea, te tratas y reinicias tu vida con nuevos hábitos. Redención porque ese reseteo me ha convertido en una versión mejorada de mi mismo (con sus cosas buenas y malas, como todo). He conocido nuevas formas de afrontar los problemas y sobre todo, una máxima mundialmente conocida: Mens sana in corpore sano.

2016 ...

Durante los últimos años he entendido que todo el potencial del juego puede aplicarse para generar vínculos emocionales entre usuarios y organizaciones.

Además, he comprendido que lo contrario de divertido no es serio, sino aburrido. Y que podemos afrontar muchos de los retos a los que estamos expuestos en nuestro día a día con todo el poder que nos transmite el juego.

Máster en Gamificación y Transmedia Storytelling, Formador de Formadores, Project Manager, Técnico de Marketing, Community Mánager y titulado en Coaching Empresarial, entiendo que la base para el desarrollo de cualquier actividad, reside en una buena formación, que complemente nuestra experiencia profesional.

Bonus track

¿a la luz de qué?

A la luz de una bombilla, mi madre me mecía para que dejase de llorar y pudieran mis padres así, descansar.

A la luz de una bombilla, dormía por las noches, porque tenía pánico a la oscuridad, ya que mi imaginación intuía unas noches plagadas de monstruos y villanos.

A la luz de una bombilla, leía mis primeros libros, y aprendía lo especial que es la narrativa y todo lo que aporta a la creatividad.

A la luz de una bombilla, jugaba furtivo, mis primeras partidas en mi Amstrad CPC 464, y aprendía a programar con ese manual que venía de serie.

A la luz de una bombilla, siempre estudié los días antes del examen, para conseguir llegar a ser lo que se llama, una persona de provecho (y aún estoy en ello).

A la luz de una bombilla, pintaba mis figuritas del Warhammer y establecía mis estrategias para jugar con mis amigos, descubriendo lo que era la planificación y la pasión por los pequeños detalles.

A la luz de una bombilla, he tomado las decisiones más importantes de mi vida, las que me hacen ser lo que soy y evolucionar hacia donde voy.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn