20 herramientas para practicar Storytelling y unos Story Cubes desesperados.

Ya lo hemos comentado otras veces, las historias tienen una serie de características únicas que nos hacen conectar de un modo definitivo e irremediable con la experiencia que estamos viviendo. Por eso, muchas veces pensamos en buscar algún «atajo» (simplemente para recortar tiempo, yo lo he intentado) para intentar crear una historia realmente memorable para nuestro proyecto particular.

Educación, formación, márketing, deporte, salud o cultura, las historias valen para generar compromiso y crear experiencias memorables en cualquier área.

Pero, para ser un buen creador de narrativas, por desgracia, no existen atajos. Al igual que una persona que quiere correr un maratón, únicamente existe un camino de éxito: El entrenamiento. Trabajar, trabajar, trabajar y entrenar, entrenar, entrenar… Y poco a poco, nuestro cerebro irá ganando una serie de características (en mi caso, estoy trabajando en 4 concretamente) que lo harán muy efectivo a la hora de construir historias:

  1. Organización: Para saber separar y colocar las ideas que tengamos antes de plasmarlas.
  2. Creatividad: Para tener la capacidad de imaginar a partir de unas pocas premisas.
  3. Agilidad: Para hacer todas estas operaciones anteriores de un modo rápido y muy efectivo.
  4. Concreción: Para «ir al grano», evitar la paja y sobre todo, no hacer los relatos excesivamente largos.

¿Y como entrenar al cerebro para construir historias?, pues con herramientas, que en muchos casos no nos harán generar una historia concreta para nada en particular (más allá de la propia experiencia en sí), pero que nos harán esforzarnos y sobre todo, disfrutar mientras construimos mundos imaginarios, repletos de desafíos que superar, enemigos que vencer y tesoros que descubrir.

Algunas de ellas son muy obvias, otras las he aprendido recientemente, y quizá alguien descubra alguna novedad (de lo que yo me alegraré enormemente), pero todas ellas, sin ninguna duda, han conseguido que mejore enormemente mi capacidad de crear narrativas.

20 herramientas para practicar Storytelling….

Mysterium: El momento en que Cluedo y Dixit tuvieron un hijo.

Resultado de imagen de Mysterium

Y es que, una imagen vale mucho más que mil palabras. Y las historias que son capaces de transmitirse a través de ellas, pueden llegar realmente a emocionarnos. En muchos sitios, he visto el afamado DIXIT, pero si tengo que elegir, me quedo con este. La ambientación es soberbia (ayuda, sin lugar a dudas, de las magníficas ilustraciones), pero lo que realmente merece la pena son los dos grupos de trabajo que se generan: Por un lado, el fantasma, intentando comunicarse con los investigadores (mediums), para decirles el asesino, el arma y el lugar, trabajando su creatividad a la hora de comunicar lo que desea únicamente con ilustraciones, sin hablar (¿alguien ha dicho frustración?). Y los mediums, tendrán que cooperar (porque sí, es semi-cooperativo), para ir reconstruyendo la historia e identificar lo que realmente pasó.

La tabla periódica del Storytelling: Cuando la química se produce en los cuentos.

Resultado de imagen de the periodic table of storytelling

Esta herramienta la conocí por Oscar Recio, y lo cierto es que ha sido todo un descubrimiento que me ha encantado. La capacidad para sintetizar historias de cualquier tipo (películas, libros, series, juegos…..) en una pequeña molécula, la hacen muy útil para trabajar nuestra capacidad de síntesis. Ideal para talleres de cualquier tipo en los que queramos trabajar por equipos un: «adivina de qué historia estamos hablando» o incluso construir, por qué no, la historia de nuestras vidas. El único «pero» que le veo, es que la complejidad de los elementos, hace que tengamos que dedicar un tiempo en aprender lo que nos puede aportar cada uno, aunque viéndolo así, también estamos trabajando la organización y estructuración de la información..¡no hay mal que por bien no venga!.

La gramática de Rodari: Siempre habrá un niño que pregunte, «¿como se inventan las historias?

Resultado de imagen de La gramática de Rodari

Si la anterior la conocí por Oscar, en este caso el «Maestro Manu«, me refrescó la memoria. Rodari creó este libro con una finalidad clara: Ayudarnos a todos, a crear histórias. Y esta herramienta es un poco trampa, porque es una, y son muchas. Tenemos técnicas tan variadas como crear palabras a partir de otras, combinarlas entre sí para crear situaciones variopintas, hipótesis fantásticas, generar cuentos a partir de errores para convertirlos en oportunidades y un largo etc… En este libro, el autor habla sobre experiencias propias, sobre las técnias antes descritas, sobre adivinanzas, sobre cuentos tradicionales…. Realmente, es un impresindible para todos los que nos gustan las narrativas y el arte de crearlas.

El máster en el Rol: El arte de crear comunicaciones legendarias.

Resultado de imagen de Ars Magica ROL

Aquí pongo una foto del Ars Magica, porque es uno de mis libros más queridos, pero vamos, que una partida de rol (para el que no haya vivido ninguna), es una de las experiencias más enriquecedoras a nivel creativo que pueden vivir un grupo de personas. Realmente el rol es en sí mismo fantasía y narrativa, y sin esto (siempre bajo mi punto de vista), se convertiría en un «tiradados» con tablas de puntuación. Los jugadores tienen que poner de su parte, pero el máster de la partida, tiene una responsabilidad enorme para crear un ambiente propicio para que la experiencia realmente sea disfrutable y emocionante. Si buscáis algo para los más pequeños, Magissa o Pequeños detectives de Mostruos, son mi recomendación.

El héroe de las mil caras: Partida y regreso de la épica.

Resultado de imagen de el héroe de las mil caras

Este libro escrito por Joseph Campbell, nos ayuda a entender y a interiorizar el viaje del héroe o monomito, un patrón o comportamiento común que se encuentra en muchos relatos o leyendas populares. Aprenderemos a estructurar y a organizar toda la información de la que disponemos a través de un viaje épico, pasando por diferentes fases y atravesando diferentes situaciones. Esto nos ayudará a dotar de un hilo conductor firme y sólido a nuestras narrativas, y sobre todo, a tener la capacidad de crearlas y analizarlas de un modo más ágil y rápido.

Storybird: Storytelling colaborativo y participativo.

Resultado de imagen de Storybird

Escribe, lee, descubre y comparte. Estas son las palabras que caracterizan a esta interesante herramienta (¿red social?), donde todos nosotros podemos empezar a crear nuestras propias historias, completándolas con ilustraciones preciosistas y descubriendo la inspiración en otras que nos hagan temblar de emoción. Ah! y hay una de sus citas que realmente vale la pena: «El mundo necesita más historias, tus historias», y no hay absolutamente nada más que decir.

CO-MIX: Todo el poder de la imaginación, en un tebeo.

Este juego (y herramienta) me ha encantado y creo que tiene muchas similitudes con los Story Cubes, fundamentalmente porque ambos están destinados a desarrollar historias y a potenciar nuestra creatividad. Pero quizá difieran en algo tan importante como que los Story Cubes, se centran casi íntegramente en la parte narrativa, dejando un poco de lado elementos propios de juego y esta herramienta se centra en el global de la experiencia jugable (por eso se puede hablar de juego de mesa). Existen votaciones, diferentes premios por categorías y muchas posibilidades.

Thing-Link: La imagen interactiva

Esta herramienta me gusta especialmente. Se basa fundamentalmente en incorporar elemenos añadidos a una imagen predefinida con el fin de crear una experiecia interactiva. Y, ¿de qué sirve esto?, pues si con una imagen conseguimos evocar y además, visitando diferentes apartados, logramos profundizar un poco más, estaremos dentro de una «mini historia» muy divertida y ágil. ¿Un mapa de España con las comunidades marcadas con pequeños vídeos explicativos?, ¿o tal vez la fotografía de un personaje histórico con pequeños textos orbitales dentro de los objetos que lo acompañan? Con thinglink todo es posible, y como ejemplo, «yo mismo«.

Relatos de los Hobbits: Fantasía y diversión.

Probablemente os enseñe esta herramienta, porque el primer libro que me leí y mi libro favorito sea el Hobbit (ya sabeis, el poder de la nostalgia). Pero para todos los que nos gustan los relatos de fantasía, sumados a una ambientación enmarcada en los mundos de Tolkien, este juego va a convertirse en un imprescindible. Somos Hobbits, contando historias, con una pinta de cerveza en una de nuestras tabernas favoritas de la comarca (en serio, ¿se puede pedir más?). Los jugadores, tendrán que inventar historias, por turnos, mientras uno hace de narrador (basándose en las cartas de juego), el resto lo entorpecerán añadiendo peligros y monstruos, creando una narración interactiva. Y además, es compatible con el juego de rol «el anillo único».

The Story Starter: A algunos, lo que más nos cuesta es empezar.

Resultado de imagen de The Story Starter

Esta herramienta es tan simple como curiosa. En primer lugar entramos en su página web, y dándole un simple «clic» a un botón, nos dará cientos de frases iniciales para poder comenzar nuestra gran historia. Encender la mecha de nuestra creatividad es el trabajo que nos ofrece, y aunque al principio pueda paracer una simplicidad extrema, es una ayuda enorme para impulsarnos hacia nuestros primeros relatos. Además, si la combinamos con la siguiente herramienta, podemos llegar a trabajar realmente duro nuestra agilidad mental.

La aplicación más peligrosa de escritura: ¡Escribe, escribe, que te pillo!.

The-Most-Dangerous-App-1

El concepto es realmente sencillo: si dejas de escribir, pierdes todo lo que lleves redactado. Esta web anula a nuestro corrector interior y nos lleva a un estado de flow y «locura expresiva transitoria» que hace que no haya ningún tipo de filtro en nada de lo que escribamos. Ahora imaginemos que The Story Starter nos da un pie para comenzar una historia, e inmediatamente después accedamos a esta aplicación para escribir, ¿cuanto tiempo creéis que seréis capaces de escribir sin parar? (con cierta coherencia). Os invito a hacer el ejercicio, a mi las primeras veces me saltaban los nervios y las últimas, pues también. Pero lo que es cierto es que la agilidad y la creatividad se trabajan una barbaridad, y en algunos casos, esta presión, nos lleva a generar ideas bestiales. BENDITA LOCURA.

StoryWorld: Un kit completo para crear historias.

Probablemente, este juego, podría compartir apartado con los relatos de los hobbits (o con muchos de los juegos de cartas «narrativos» como érase una vez, black stories…..), pero lo que hace único y especial a este formato es el kit de construcción que trae y las múltiples temáticas que abarca. En primer lugar, trae un libro de inspiración para generar nuestras aventuras y desventuras de un modo más coherente y fluido (sobre todo, al inicio). Además abarca un amplio espacio de ambientaciones para que podamos disfrutar de la esperiencia sin sentirla repetitiva.

Hombres lobo de Castronegro: La luna brilla sobre la aldea.

Resultado de imagen de Hombres lobo de castronegro

En este clásico de roles ocultos, un grupo de personas se juntan con el objetivo de averiguar quienes son los hombres lobo que están aterrorizando a la aldea, y deben darse prisa, porque cada noche, los lobos acabarán con la vida de un pobre habitante del poblado. Este es el juego, pero la gracia y la profundidad, la da el narrador de la partida, que no juega dentro de la misma (no tiene un rol determinado), sino que se encarga de crear una atmósfera adecuada para que los jugadores sientan los aullidos de los lobos en la lejanía o su cálido aliento detrás de sus cabezas. Totalmente recomendable, eso sí, con grupos de más de 6 personas. Aunque he de decir, que también soy un gran fan (más aún si cabe) de las series «una noche….» (el hombre lobo, vampiro o alien) , más corto que los hombres lobo de Castronegro (todo sucede en una noche) y con una app para ayudarnos a dirigir las partidas.

Chogger: Un cómic de los pies a la cabeza.

Otra herramienta que nos da la posibilidad de generar cómics (texto, imagen y dibujos) de todos los tipos y colores. Los dibujos pueden ser creados por los usuarios y subidos a la plataforma, lo que aumenta sus posibilidades creativas. De este modo, se convierte en una herramienta muy útil para realizar bocetos sobre casi cualquier tema en el que queramos trabajar (¿diseñar el lanzamiento de un nuevo producto?, ¿compartir nuestras experiencias?, ¿recrear situaciones históricas?…). De nuevo el límite, lo pone nuestra imaginación.

Ikonikus: Emociones y empatía a flor de piel.

Resultado de imagen de IkonikusAquí otro juego de cartas, esta vez muy orientado a nuestros sentimientos y emociones. El punto está en la capacidad que tengamos para interpretar lo que los jugadores están mostrando y sobre todo, en qué situaciones pueden estar viviéndolo. Al ser un juego totalmente simbólico, también nos podría servir para generar historias sacando «X» cartas (aunque realmente no es su finalidad). También puede servir para observar cómo se encuentran una serie de usuarios después de vivir una experiencia concreta, obteniendo de un modo rápido y muy visual un pequeño informe.

Storytelling Design Board: Un rastro de migas de pan.

Resultado de imagen de storytelling design board

Una pequeña herramienta que he ido desarrollando, juntando diferentes informaciones (entre ellas, varias de las aquí presentadas), que dan como resultado una guía a seguir para comenzar a construir nuestras propias historias. Actualmente estamos trabajando en generar una experiencia más cercana a un juego con la finalidad de generar lluvias a partir de las historias que vayan creando los participantes, trabajando la creatividad, la empatía, el desarrollo y la resistencia a la frustración.

Gloom: Llevando la desgracia por bandera.

Resultado de imagen de gloom juego

Otro juego de cartas, en este caso con un objetivo muy curioso: hacer de tu familia, la más desgraciada del barrio. Es muy divertido, cuando vas construyendo una historia, y afectando tanto a tu familia, como a las de los adversarios. Como en este caso lo que pretendemos es que nuestra vida, no sea la más agradable del mundo, lo que haremos es jugar las cartas más desdichadas (el sistema de cartas transparentes es muy chulo) sobre nosotros, y las de mejor fario, sobre nuestros oponentes. Realmente entretenido, pero eso sí, todos tenemos que poner de nuestra parte para crear una atmósfera correcta, si no, se convertirá únicamente en un juego de sumas, restas y condicionantes.

Pixton: Cuenta tu historia, a tu manera.

Resultado de imagen de pixton

Aplicación web destinada a elaborar nuestros propios tebeos (si, otra más, los cómics siempre estarán de moda). Se pueden usar las imágenes que hay disponibles y añadir únicamente diálogos o dibujar directamente en nuevas viñetas. Existe también la opción de crear una gran viñeta, ideal para la confección de pósters o para un buen visual thinking. Los resultados pueden ser compartidos en la propia web.

Ejercicios de estilo: Como contar un suceso, de 99 maneras diferentes.

Resultado de imagen de ejercicios de estilo

El autor Raymond Queneau , ideó este libro después de escuchar «el arte de la fuga» de Bach. Resumiéndolo mucho, nos muestra como una historia con hilo argumental común, puede tener muy diferentes trasfondos, en función del estilo con el que se cuente. A partir de una anéctoda cotidiana, y usando diferentes ejercicios de estilo, unidos a nuestra creatividad, imaginación, dinamismo, ingenio y humor, podemos llegar a contarla de 99 formas diferentes.

Mapa de empatía: ¿how does it feel to be alive?

Este esquema está orientado a conocer a los potenciales clientes de nuestra marca. Poco a poco, iremos construyendo su historia a través de diferentes preguntas que tendremos que contestar para ir profundizando en nuestra relación con él. Pero si lo observamos bien, es un mapa que podemos llegar a trasladar a muchos ámbitos. Yo de vez en cuando lo uso para «bucear» en la historia de algún personaje en concreto dentro de una narrativa, y lo cierto es que ayuda a tomar perspectiva. A nivel de Storytelling, este mapa nos ayuda a humanizar más aún a los personajes y sobre todo, a conseguir empatizar con ellos.

…..y unos Story Cubes desesperados.

Los Story Cubes son a las herramientas de creación de historias lo que la levadura al pan: Un básico. Y la verdad es que «molan» bastante. Nos dan mucha autonomía para crear las historias que queramos, además de permitirnos interpretar sus símbolos de una manera totalmente subjetiva, ofreciéndonos la oportunidad de profundizar y trabajar realmente nuestra capacidad creativa.

Igualmente, tenemos total libertad de generar variantes tanto cooperativas como competitivas a su alrededor (del tipo quién construye una historia en un tiempo determinado usando más dados o ir cada uno poniendo un dado y construyendo una colaborativamente) y como añadido, hay muchísimas temáticas para ir ampliando nuestras historias. Además, y por su fuera poco, también hay un APP desarrollada.

No hay análisis de herramientas narrativas donde no esté presente y por eso, quizá lo he dejado para el final. Al igual que la canción desesperada de Neruda, estos Story Cubes son el broche final, que cualquier colección de herramientas orientadas a trabajar nuestra capacidad creativa y narrativa debe tener.

Hay libros, hay juegos y hay entorno web. Cada grupo con sus características, sus defectos y virtudes, y de todos ellos, he aprendido, sigo aprendiendo y aprenderé mucho.

Y tú, ¿Qué herramientas usas para trabajar el Storytelling?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn