Juegos para RRHH (o simplemente para conocernos mejor).

He trabajado bastantes años en entorno multinacional. Y quizá una de las fases más críticas para asegurar el óptimo desarrollo de negocio, es confiar el día a día (con lo que conlleva: innovación, gestión, dirección de personas, planificación, negociación….) a personas con habilidades y capacidades óptimas para poder ejercer la función para la cual fueron contratadas de la manera más efectiva, eficiente y eficaz posible.

La formación y la experiencia, son parámetros evaluables de una manera objetiva y tangible, eso está fuera de toda duda. Tantos años desarrollando un puesto de trabajo similar al que se pretende acceder o una formación que acompañe, guíe y amplíe esa carrera podrán facilitar el tomar una decisión. Pero hay algo, que cuando se busca esa palabra tan soñada y tan poco tangible, cuesta mucho encontrar haciendo únicamente preguntas.

El TALENTO de una persona, no se muestra muchas veces en su experiencia (sobre todo, si no la tiene), y de igual modo, tampoco se podrá encontrar en su formación académica. Una de las pocas maneras de observar TALENTO, es profundizando y conociendo a la persona más allá de sus conocimientos previos y adquiridos. Y aquí, es donde entra todo el poder del juego a relucir.

Porque quizá, y sólo quizá, dejando a las personas relacionarse y expresarse libremente a través de una metodología que las relaje a través del camino de la diversión, podremos conseguir observar más allá de lo que nos contarían en una conversación de preguntas y respuestas. Y por eso, aquí hago una recopilación, de una serie de juegos de mesa, que recomiendo encarecidamente que se prueben, en función de la capacidad, habilidad o talento que se quiera tanto descubrir, como confirmar en una persona.

«Puedes descubrir más sobre una persona en media hora de juego que en un año de conversación«. Platón.

Trabajo en equipo

Uno de los pilares básicos para cualquier organización es el trabajo en equipo. Colaboración, proactividad, toma de decisiones, liderazgo, trabajo en equipo… son algunas de las capacidades y habilidades que podremos observar detenidamente dejando a un grupo de personas al frente de una experiencia lúdica colaborativa. ¿Todos se apoyan y están centrados en la acción?, ¿alguno peca de liderazgo autoritario y no deja al resto tomar decisiones?, ¿llegan a acuerdos con facilidad o con complejidad?, sin duda, son situaciones que podremos observar durante el desarrollo de una partida. Además, muchas organizaciones o entidades buscan experiencias para fomentar el trabajo en equipo en ambientes dinamizados, y optan por acercar a sus participantes a eventos conocidos como Scape Room. ¿Y si os digo, que no hace falta ir a ningún lado?. Que la montaña puede ir a Mahoma…… Y por supuesto, salvar al mundo de enfermedades mortales y un peligroso rescate de un equipo de bomberos, no deben quedarse fuera.

Comunicación Eficaz y Creatividad

Una característica fundamental de cualquier persona a la hora de comunicarse con su entorno es su capacidad de oratoria, que acompañada de una creatividad bien dirigida que le haga en algunos casos improvisar soluciones a problemas no esperados, podrá hacer las delicias de los oyentes en exposiciones, reuniones, procesos de venta, negociaciones… Por ello, observar habilidades como la agilidad mental, la asociación de conceptos, el nivel de vocabulario, o la capacidad de síntesis, puede ser diferencial para seleccionar el mejor talento que tenga predisposición a desarrollar niveles de comunicación elevados. Las cartas de Dixit, son un imprescindible, ya que consiguen evocar situaciones e impulsar a la improvisación. Si además, quieres añadir interacción entre los participantes puedes llamar a unos pequeños hobbits que sin duda, te harán pasar un buen rato, y como novedad, un recién llegado, que hará las delicias de los que buscan un plus para potenciar su imaginación.

Gestión del éxito (y del fracaso)

La humildad y la resistencia a la frustración. Saber ganar y saber perder. Es fundamental para construir relaciones con las personas que nos rodean. Muchas personas, si recordamos a Bartle, son unos Killers «de cuidado», que cuando consiguen una victoria se regocijan y se deleitan frente al resto de participantes. ¿Cuando se obtengan buenos resultados, pensará que es imprescindible?, ¿siempre creerá que tiene la razón gracias a sus éxitos?, ¿pensará más en sí mismo, que en el desarrollo del resto?. Por el contrario, ¿realmente todos estamos preparados para perder?, ¿cómo gestionamos cuando algo no sale del todo bien?, ¿aprendemos de nuestros errores y asuminos nuestra responsabilidad o echamos la culpa al entorno?. Los juegos de oposición ayudan a identificar estos comportamientos, además de observar conceptos como la capacidad crítica sobre uno mismo, la negociación, o la superación personal. El Munchkin es el gran conocido en este entorno, donde la interacción está asegurada y puede ser devastadora. Si te gustan los viajes espaciales y el caos absoluto, tampoco deberías dejar de ojear una misión al planeta rojo. Y si lo que te mueve, son las aventuras a través de islas poco pacíficas, el clásico «The Island», también es una gran opción.

Negociación y debate

Convencer a la otra parte de que tu postura es la correcta, aunque eso implique una muerte despiadada a manos de unos lobos hambrientos. La capacidad de negociación es una habilidad muy valorada en centrales de compras o puestos de venta. Si además de todo esto, le sumamos la opción de observar como debate un grupo de personas, la dinámica puede convertirse en una experiencia realmente interesante y clarificadora. Unos hombres lobo siempre son bien recibidos a este tipo de eventos, bien sea por una noche, o en la ciudad de Castronegro. Aunque, un tesoro enterrado en las profundidades y un grupo de personas negociando por él tampoco es una mala opción. Por último, siempre tenemos a mano al reconocidísimo Arturo y su lucha contínua entre el bien y el mal, un clásico e imprescindindible donde los haya.

Adaptabilidad

El poder adaptarse a nuevas situaciones y entender los problemas que se presenten para buscar soluciones eficaces es imprescindible para progresar. La calma para entender una situación determinada, analizar los contras y valorar los pros, con el fin de poder tomar la mejor decisión en cada momento, este es el objetivo. Por eso, qué mejor que buscar juegos que te ofrezcan programar acciones y planificar estrategias, para posteriormente, introducir elementos que rompan esos planteamientos (principalmente basados en el azar o en el libre albedrío). Unos cuantos minions a merced de unos Yordles es una gran opción, además de relativamente sencillo en sus mecánicas, incluye elementos lo suficientemente cambiantes para estar recalculando estrategias cada poco tiempo. Si se quiere profundizar un poco, y añadir opciones de análisis y un componente competitivo, los campeones de Lords of Xidit también son una gran opción. Y siempre, siempre, siempre, Cthulhu estará dispuesto a acompañarnos con sus eventos que hará que todo cambie en un momento.

Gestión de recursos

En muchos casos, la capacidad analítica será un bien de lo más preciado y necesario. Saber cómo comprar para saber de qué manera vender, administrar de una manera eficiente los recursos de los que se dispone ante una situación, explorar nuevas vías para administrar mejor nuestros bienes…. Por eso, enfrentarnos a situaciones donde debamos ser capaces de analizar de una manera rápida qué planteamiento es mejor para alcanzar nuestro objetivo, es una necesidad. Una del oeste con muchas vías de victoria y decisiones que tomar es un imprescindible. Si preferimos volver a viajar a marte, también tenemos una opción muy interesante y el bueno de Uwe Rosenberg con sus «mecánicas Wow!«, ¡nunca defrauda!.

Pero al fin y al cabo, estas son sólo algunas de las áreas donde podremos observar que competencias se trabajan durante el proceso de juego, con el único objetivo de descubrir ese TALENTO oculto que tanto buscamos. Por supuesto, existen muchos más juegos, con los que descubrir y conocer personas (incluso a nosotros mismos).

Te animo a que elijas los juegos que más se adaptan a las áreas que buscas y pruebes… o… «¡que demonios!«, simplemente juega, disfruta y si por el camino te conoces un poco más, ya habrás ganado más de lo que imaginas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Dejar un comentario