Imagine, un juego para gobernar la iconografía y atraerla a la diversón.

Ya me pasó con los Inseparables de Ludonova. A veces llega algo «pequeñito«, casi sin avisar y de repente te das cuenta que es realmente cierto aquello que dicen:

Las mejores esencias son las que se guardan en frascos pequeños.

Imagine, se une a un lista de ilustres juegos basados en iconos para desarrollar historias, explicar situaciones o adivinar propuestas. Story Cubes o Ikonikus, son dos referentes dentro del mundo lúdico, formativo, educativo y narrativo. Y es que los juegos que basan su mecánica principal en la iconografía tienen un potencial enorme:

  1. Las reglas son muy solubles en la mecánica del juego. Con esto no quiero decir que las reglas no sean importantes, sino que su comprensión/ejecución es tan simple y sencilla, que pueden ser modificadas a cualquier situación, ambiente o área, en función de nuestras necesidades. En definitiva, es totalmente adaptativo.
  2. Tienden a forzar la capacidad creativa de los participantes. El asociar ideas o conceptos a iconos y el hecho de tener que desarrollar argumentos, guiones o narrativas a partir de ellos, nos motivan y predisponen a trabajar la improvisación, la capacidad empática, la inventiva y nuestra imaginación.
  3. La interacción de todos los usuarios es uno de los pilares básicos de la diversión que nos proporcionan. Todos estos juegos permiten la participación de multitud de personas, y todas ellas contribuyen durante su desarrollo de un modo u otro (algunas veces construyendo y otras adivinando).
  4. Tienen una forma de interacción, integración y comprensión global. Los iconos no entienden de lenguas, únicamente se limitan a inspirarnos. Por tanto no limitan ni la edad, ni el nivel (por poner algunos ejemplos).

En definitiva, debido a su baja complejidad y a las altas dosis de diversión que proporcionan, tienen un alto índice de éxito lúdico en casi cualquier grupo de participantes.

exito-ludico

Entonces, si tiene tantas similitudes con otros juegos como los Story Cubes, ¿por qué motivo pienso que está un nivel por encima de estos?:

Pues principalmente por su capacidad de generación de avatares, superposición de imágenes e incluso, por su posibilidad de generar situaciones vivas.

Los Story Cubes son una magnífica herramienta, pero al igual que Ikonikus, las ilustraciones van en un diseño opaco. Dado con imagen o carta con imagen, que a la hora combinar, normalmente se basa en ubicar consecutivamente iconos (los que se encuentran en las cartas o dados), con la finalidad de generar una historia o una situación.

En Imagine, se le da una vuelta de tuerca a la integración de los iconos, ofreciéndonos la capacidad de superponer imágenes con el objetivo de generar una nueva. Esto es muy útil, ya que además de la interpretación que cada jugador pueda hacer de cada icono, hay que añadir la disposición de los iconos, creando situaciones realmente divertidas y muy diferentes.

Añadido, la transparencia en las cartas de Imagine, nos permite «machihembrar» todos estos juegos e integrarlos en una composición global. Imaginemos una integración visual de Imagine, los Story Cubes e Ikonikus para generar una historia…. Ahora es posible:

He leido que es un Pictionary avanzado o que es un muy buen «Party Game«. Para mí, es una gran herramienta basada en iconografía, que forma lo que a partir de ahora llamaré «La Santa Trinididad de la Creatividad Analógica« para crear historias, generar interacción o fomentar la innovación…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Dejar un comentario